Entradas

La era de las microcomputadoras: La que dio el mayor impulso

Imagen
"Necesitamos sacar al mercado una computadora personal dentro de no más de un año". El Ing. William Clelan Lowe sabía lo retadoras que serían estas palabras al interior de una empresa como Máquinas Internacionales de Negocios (IBM), donde sus procesos podían hacer que cualquier proyecto tardara varios años.  El mercado de las computadoras personales se había vuelto muy lucrativo con ventas de 15 kMUSD durante 1979, con expectativas de crecimiento superiores al 40%. Por otro lado, IBM no logró los éxitos en ventas que esperaba con sus minicomputadoras. El mercado de las microcomputadoras estaba dominado por Tandy, Commodore y Apple, y otros importantes competidores de IBM, como Hewlett-Packard, Texas Instruments y Data General estaban por entrar en ese mercado. La única forma de cumplir con el tiempo de diseño era utilizar partes de terceros. IBM únicamente establecería el sistema básico de entrada y salida o programa central para coordinar a todos esos componentes y obtener l

La era de los microprocesadores: Los que continuaron con la revolución

Imagen
Hay dos formas de poder agilizar las cosas: O se acelera una por una, o se hacen más al mismo tiempo. Es algo parecido a lo que sucede en las cajas de algún centro comercial, como la persona que cobra no puede hacerlo más rápido, la opción es abrir otra caja para, entonces, atender al doble de clientes. Ésta es, precisamente, la aproximación que se tuvo al pensar en un procesador de 16 bits. Si un procesador de 8 bits puede hacer que un byte pase por cada ciclo de reloj, pues un procesador de 16 bits puede hacer que pasen dos bytes por cada ciclo de reloj, con lo que automáticamente se duplica la potencia del procesador. Así, en Intel de la mano del Dr. Stephen P. Morse, con la ayuda de Bruce Ravenel, quien apoyó en refinar las revisiones finales, se dieron a la tarea no sólo de crear un procesador de 16 bits, sino que fuera compatible con el 8080 y el 8085. Los diseñadores de la lógica fueron Jim McKevitt y John Bayliss, y Bill Pohlman fue el gerente del proyecto.  El proyecto inició

La era de los microprocesadores: Avances constantes y competitividad

Imagen
  Las ventajas competitivas suelen ser efímeras. Tan pronto como alguien más se dé cuenta de tu modelo de negocio o del núcleo de tu ventaja competitiva, la tomará como base para lanzar su propia oferta al respecto pero a menor precio (casi siempre porque no tuvo que hacer la inversión en I+D que sí hizo la empresa innovadora). Esto fue lo que sucedió con el procesador Intel 8080, cuyo indudable éxito llamó la atención de otros fabricantes de semiconductores, algunos de ellos hijos de Fairchild. Parte de ellos se dieron a la tarea de hacer ingeniería inversa del procesador, otros simplemente fotografiaron el dado del procesador para hacer un flagrante duplicado. Así surgieron clones como el Am9080, el Mitsubishi MSL8080AP, el National Semiconductor INS8080AD y el NEC D8080A. La mayor parte de ellas fueron reproducciones sin licencia, y se destacan las versiones generadas en el bloque oriental. Hasta el año 2017, todavía se producía el 8080 en Semiconductores Lansdale. Quizá la versión

La era de los microprocesadores: Cimientos para la popularización del cómputo personal

Imagen
Sistemas de Microinstrumentación y Telemetría (MITS) era una empresa fundada en 1969 en Albuquerque, Nuevo México, por los Ing. Henry Edward (Ed) Roberts y Forrest Mims. Originalmente, se orientó a producir módulos miniaturizados de telemetría. Para 1971, MITS se dio a la producción de calculadoras y produjo la calculadora de escritorio MITS 816, misma que apareció en la cubierta de la revista Popular Electronics. A pesar de ser una calculadora muy popular que dejó ventas superiores a un millón de dólares para 1973, la guerra de precios de las calculadoras dejó a MITS con fuertes deudas para 1974. Las primeras calculadoras vendidas por MITS eran equipos o kits armables y para 1974 Roberts decidió retomar este esquema para presentar una computadora de bajo costo. Roberts había empezado a ver los procesadores Intel 4004 y 8008, pero había encontrado que eran difíciles de usar e implementar. Luego de estudiar el recientemente lanzado Intel 8080, se decantó por éste y lo utilizó como funda

La era de los microprocesadores: El Intel 8008 y el Intel 8080

Imagen
La introducción al mercado del µprocesador Intel 4004 marcaría un hito en la historia de la computación. Este chip de 200 USD acaparó la atención en la Feria de Computación en Las Vegas, lugar donde se encontraba el Dr. Robert Noyce el día del anunció, y había multitud de pedidos y de solicitudes para obtener el manual. Noyce se convertiría en un embajador de los microprocesadores y, emocionado por ver a la cantidad de personas que se apiñonaban en el puesto de Intel, avizoraba un mundo donde habría computadoras en las casas de las personas y en prácticamente cualquier artilugio. Para 1972, Noyce había predicho un cambio en el mundo, una revolución en los hogares, donde se tendría acceso a toda clase de información donde ni siquiera se necesitaría tener dinero a la mano, pues todo sucedería electrónicamente. De ese tamaño era la capacidad de visión que tenía el Dr. Noyce y su confianza en el chip diseñado por Hoff, Mazor, Shima y Faggin (quien firmó el dado del chip con sus iniciales:

La era de Intel: La introducción del microprocesador al mercado

Imagen
Busicom era una empresa japonesa, fundada en 1945 como Corporación Japonesa de Máquinas Calculadoras, misma que cambiaría su nombre en 1967 a Corporación de Computadoras para Negocios. Originalmente fabricaban calculadoras mecánicas de tipo Odhner, mismas que estaban basadas en engranes. Estas calculadoras de origen ruso fueron muy populares desde su invención en 1873 y, aunque su fabricante original cerró en 1917 debido a la revolución rusa, otras corporaciones, como Busicom, siguieron fabricando clones o derivados de estos modelos hasta bien entrada la década de los años 1970.  Para 1969 era evidente para Busicom que necesitaban modernizarse para mantenerse competitivos en el mercado. También necesitaban ahorrar en sus procesos de producción, por lo que se dispusieron a diseñar una calculadora basada en circuitos integrados. Estos CI consistirían en ROM y desplazadores de registros que pudieran adaptarse a varias calculadoras con sólo cambiar los CI de ROM.  Con esto en mente, los in

La era de Intel: Cultura del Valle del Silicio y la Trinidad de Intel

Imagen
  La cultura del Valle del Silicio se vio forjada, en gran medida, por la cultura de Intel, misma que provino de los Dres. Noyce, Moore y Grove. Como Director Ejecutivo, Noyce había establecido un esquema organizacional que carecía de boatos jerárquicos. Todos trabajaban en cubículos similares. El propio escritorio de Noyce era igual al de los demás, incluso mellado y rayado, ubicado casi al centro de la sala, a la vista de todos. La cultura también estaba basada en la innovación, con una apertura total tanto en ambiente como en ideas. Noyce era un grandioso líder por su capacidad para la motivación así como su astucia y, sin embargo, no era un gran gerente. Grove, desde el principio, ayudó a establecer algunas técnicas de administración. Estableció disciplina y orden. Estudió y asimiló el arte de la dirección al grado de llegar a escribir algunos libros que se convirtieron en éxitos editoriales. Con todo, no intentó establecer un mundo jerárquico, sólo un esquema de orden. La diferenc