Computadora


El primer uso conocido de la palabra "computadora" se remonta al año 1613 en el que el escritor inglés Richard Braithwaite la utilizó en un libro llamado "The Yong Mans Gleanings" (Las espigas del joven). El texto, en inglés antiguo, dice: "I haue read the truest computer of Times, and the best Arithmetician that euer breathed, and he reduceth thy dayes into a short number" (algo así como "he leído a la computadora más auténtica de todos los tiempos, y el mejor matemático que jamás haya respirado, y el es capaz de reducir tus días a un pequeño número").


Del texto se deduce que la palabra "computadora" no se refiere a un artefacto, sino a una persona. Y éste fue el uso que se le dio a esta palabra, incluso hasta la década de los años 1960, donde las personas (la mayoría de ellas, mujeres) realizaban cálculos o cómputos lo más rápidamente posible para obtener algún tipo de resultado.

Para finales del s.XIX, esta palabra se empezó a utilizar en artefactos con los que se pretendía agilizar la rapidez del cálculo. Así, "computadora" se completaba con "máquina" o "mecánica" o algún complemento que permitiera conocer a qué tipo de computadora se refería el hablante. Hoy poca falta hacen esos complementos pues se asume que una computadora se refiere a un dispositivo electrónico que hace más que sólo calcular números (aunque, en realidad, esa sea su primordial tarea).

Semblanza histórica

Existen muchos hitos en la historia de la automatización del cómputo que van desde marcar huesos o piedras en la prehistoria, hasta las modernas formas de computación electrónica capaces de calcular 2 exaflops (dos trillones en notación larga, es un dos con 18 ceros) de operaciones en un segundo en las más modernas super computadoras. Para tener una idea de esa cantidad, si toda la población mexicana actual (126 millones) se dedicara únicamente a hacer cálculos, se tardaría alrededor de 510 años en calcular lo que este tipo de super computadora calcula en un solo segundo. Claro está que las computadoras que usamos en nuestros escritorios no llegan a ese grado de potencia, pueden llegar a calcular unos 2 teraflops (2 billones en notación larga, es un dos con 12 ceros), que significaría que México necesitaría dedicarse a calcular durante casi 6 horas. Sigue siendo impresionante.

Los hitos intermedios incluyen la swan-pan, el ábaco, la pascalina y varios otros instrumentos, entre los que se incluyen el mecanismo de Anticitera. El moderno concepto de "computadora programable" provino del profesor inglés Charles Babbage, quien conceptualizó la "Máquina analítica" por allí de 1833, misma que no pudo finalizarse en esa época por las limitaciones propias de la época. Ada Byron se convirtió en su mecenas y, también, en la persona que avizoró la posibilidad programable de esta máquina y generó el primer código que calcularía los números de Bernoulli.

Computadoras modernas

Para 1936, el matemático inglés Alan Turing escribió su documento "En números computables", en el cual propuso el diseño de la computadora moderna en un dispositivo simple al que llamó "Máquina computadora universal", misma que hoy se conoce como "Máquina universal de Turing". Estas bases sirvieron para la actual revolución del cómputo programable, que empezó a tener una importante explosión desde la década de los años 1940. No fue sino hasta 1980 que las computadoras empezaron a tomar la forma que hoy conocemos y que nos facilitan diariamente la vida.

Así, las computadoras son artefactos programables que se basan en dos características fundamentales: reaccionan a un conjunto específico de instrucciones de una manera predefinida, y pueden ejecutar una secuencia preestablecida de instrucciones, también conocida como "programa". Este artefacto es un sistema, por lo que admite entradas (datos, señales, impulsos), las procesa y arroja resultados de acuerdo con el programa que se utilice.

Como datos curiosos, en la vida normal tendemos a parpadear unas 20 veces por minuto. Sin embargo, frente a una pantalla de computadora, tendemos a parpadear unas 7 veces por minuto. Esto puede resecar los ojos. Otro dato curioso es que al trabajar en una computadora todo el día, las manos se trasladan alrededor de 19km (en particular, la mano dominante). ¡Nos seguimos leyendo!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Toshiba Satellite T215-SP1004M

La configuración de la computadora

Consecuencias de la falta de mantenimiento en el equipo de cómputo